¿Os acordáis de la reantenización de la TDT el pasado 2014 – 2015? Pues si la Comisión Europea lo aprueba, en 4 años repetiremos esa misma situación debido a la nueva reantenización propuesta para 2020.
Sí, sí como leéis, este cuento de nunca acabar estrena nuevo capítulo en 2020 a petición de las compañías de telefonía móvil. Las teleoperadoras han afirmado que van a solicitar a la Comisión Europea la asignación total de la banda de frecuencias de 700 megahercios (MHz), actualmente ocupada por la TDT, para albergar los servicios de internet móvil de 4G y de la siguiente generación 5G.
Si Bruselas acepta los argumentos de las operadoras móviles tendrá lugar la tercera migración de canales en 15 años. ¿Os acordáis de las anteriores? ¡Os refrescamos la memoria!

  1. La primera tuvo lugar debido al conocido apagón analógico, dando paso así a la televisión digital. Culminó a finales de 2005.
  2. La segunda fue hace muy poquito, desde finales de 2014 a principios de 2015 y se produjo por el abandono de la TDT de la banda de 800 MHz, a favor de las operadores móviles que precisaban la banda de frecuencia para los servicios 4G.

¿Qué supone la reantenización de la TDT para los ciudadanos?

El trasladar la Televisión Digital Terrestre a una banda inferior de la actual 700 MHz, obligará a una nueva resintonización de los canales televisivos y la colocación de las antenas individuales y colectivas de más de 15 millones de hogares, lo que implicaría llamar a un antenista y reprogramar todos los canales.

antenistas

Pero eso no es todo. Si los planes de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) se cumplen, podrían obligar a los ciudadanos a cambiar los televisores, ya que se quiere aprovechar este cambio para modificar el modo de transmisión, la codificación de la imagen o la calidad de definición, ya que solo las cadenas de pago emiten contenidos en esta calidad.

¿Y todo este lío para qué? ¿Qué beneficios suponen los servicios 4G y 5G?

Las ventajas de la nueva banda 4G y la futura 5G supondrán una mejora en velocidad, estabilidad y acceso a internet en espacios cerrados o edificios de grandes alturas. Además también se le suman la prestación de servicios médicos a través de conferencias o videoconferencias, lo que implicará diagnósticos en tiempo real; y un gran avance en la implementación de las “SmartCities”, ciudades inteligentes.

 

En definitiva, solo queda ser pacientes y ver la respuesta de Bruselas ante esta iniciativa, además de esperar que el tiempo nos haya enseñado a no repetir los mismos errores cometidos en las anteriores antenizaciones para que este nuevo proceso no cause tantas molestias a la ciudadanía como la última migración

¿Y tú? ¿Qué opinas al respecto?

Para más información acerca de la reantenización de la TDT y otros temas de actualidad, póngase en contacto con nosotros, uno de nuestros profesionales estará encantado de resolver todas sus cuestiones.